miércoles, 1 de junio de 2011

La creatividad en la resolución de problemas

En un mundo competitivo donde se crean y desaparecen empresas y negocios es muy importante diferenciarnos de la competencia en nuestro nicho de mercado. Una de las principales formas de hacerlo es recurrir a la creatividad.

De la creatividad se ha hablado mucho, en este blog también hemos tratado el tema, pero en este artículo queremos profundizar en el uso de la creatividad a la hora resolver un problema o conflicto, ya que ser creativos implica saber platear los problemas y encontrarles solución de forma original.  

Un problema es algo que no tiene fácil solución y además se dispone de unos recursos escasos para resolverlo, por lo tanto lo primero que debemos hacer en el proceso creativo es:

  • Identificar el problema real
  • Conocer sus causas
  • Analizar una posible evolución sin ningún tipo de actuación
  • Detectar los condicionantes reales del problema
  • Eliminar los condicionantes que no han sido planteados o nos son reales

Por ejemplo:

Un comerciante plantea el siguiente problema: Sus ganancias no le permiten llegar a fin de mes y se propone, como solución al problema, aumentar las ventas a través de un sitio web con tienda online.

Primero vamos a buscar cual es el problema real antes de comenzar con la solución. Para encontrar el problema real hay que analizar las causas del por qué sus ingresos son bajos. Puede ser que sus gastos sean muy elevados, que sus productos no sean adecuados para su clientela o que no tenga una adecuada campaña de marketing.

Como podemos observar sólo hemos plateado tres posibles causas y cada una tiene una respuesta diferente, de aquí la importancia de una correcta identificación del problema.

Una vez identificado, podemos formular sus posibles soluciones contando con los condicionantes reales con los que cuenta el comerciante, sin añadir limitaciones que no hayan sido planteadas por éste. Si en nuestra conversación con el comerciante no ha salido el tema de cambio de ubicación del local, se supone que es un condicionante real, porque el cambio de local es más caro que la realización de una web con tienda online.

Con esta idea suponemos que el comerciante quiere vender sus productos por Internet, esto no significa que no esté abierto a la venta de otros productos. Esta suposición nuestra no puede ser una limitación añadida, ya que como condicionante no existe y en cambio puede ser la solución del problema.


Es un ejemplo muy simple que ilustra uno de los aspectos más importantes del proceso creativo: el planteamiento del problema. Para dar solución creativa al problema se deben generar una serie de ideas y escoger aquella que mejor satisfaga los intereses del cliente.

Un diseño web creativo debe de dar una solución original al problema. Cómo: mediante el uso de los colores, capas o sectores, movimiento, etc., de forma que los clientes centren su atención en el objetivo que la web persigue y así solucionar los problemas detectados.

Debemos ser conscientes que a la solución de un conflicto o problema no siempre se llega de manera aislada y aunque sí hay personas que a nivel individual son excepcionales, lo ideal es el trabajo en equipo.

De las ventajas y desventajas de los equipos de trabajo hablaremos en otro artículo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su comentario: